Transferencia de conocimiento y políticas públicas

El pasado 5 y 6 de junio tuvo lugar en la Casa de la Ciencia del CSIC en Sevilla el Encuentro RedTransfer 2015, con el foco puesto en las políticas de transferencia de conocimiento. En un año electoral resulta razonable tratar sobre políticas públicas, tanto para debatir en torno a las propuestas de futuro que se van a presentar por las formaciones políticas, como para evaluar lo que se ha hecho en el pasado reciente

banner_peq_encuentro2015RedTransfer ha querido poner este tema encima de la mesa con tres sesiones diferentes. La primera, de un experto en el estudio de las políticas de ciencia y tecnología como es el Prof. Luis Sanz, para tener una visión analítica y de perspectiva sobre políticas de investigación e innovación en España. La segunda para debatir con los partidos políticos las propuestas que llevarán a las próximas elecciones generales. La tercera sesión para discutir con los gestores que implementan los principales programas de financiación de la colaboración academia-empresa la efectividad de los mismos en términos de la innovación derivada de la colaboración.

El Encuentro fue muy bien valorado por los asistentes. Personalmente, creo que Luis Sanz hizo un lúcido análisis sobre las políticas en ciencia y tecnología en España. Destacaría su afirmación de que hay evidencia empírica de la relación entre inversión en I+D y desarrollo económico y empleo a largo plazo. Es un argumento esencial para invertir en I+D y para poner rumbo a una economía basada en conocimiento. Va más allá del lugar común en el que todo el mundo está de acuerdo sobre la importancia de la ciencia y la tecnología. Y en España hemos desinvertido en I+D. Hemos ido en dirección contraria en los últimos años. Un tremendo error que no puede quedar tapado por el crecimiento del PIB y del empleo que estamos viviendo estos meses. Nuestra recuperación económica actual puede conducirnos a un modelo productivo no avanzado.

El Dr. Sanz insistió en que España tiene un serio problema de definición y, sobre todo, de implementación de las políticas. Los diagnósticos abundan y algunos como el del European Research Area Committee (ERAC) peer review y el encargado a un grupo de expertos por el Ministro Wert son particularmente certeros. Pero resulta difícil llevar sus conclusiones a la práctica, especialmente cuando se trata de revisar la naturaleza jurídica, administrativa y el gobierno de las universidades y organismos públicos de investigación. Su condición de administración pública y de personal funcionario les resta competitividad en comparación con lo que ocurre en otros países. Tampoco resulta fácil la coordinación de las políticas regionales, nacionales y europeas, tan cargadas de solapes y de esfuerzos repetidos. Y cuando se trata de llevar adelante las políticas sin un permanente diálogo con los destinatarios de las mismas, entonces siempre fracasan.

Resaltó que han sido pocas las políticas exitosas, citando entre ellas las dirigidas a las relaciones academia-industria en los 90 y 00, o los programas de incorporación de doctores y tecnólogos en empresas. También destacó el reciente programa Severo Ochoa o lo que representó el Programa Ramón y Cajal, que hubiera cumplido mucho mejor su objetivo si hubiera resuelto la continuidad de los investigadores, como supo hacer el Programa ICREA de la Generalitat de Catalunya. Esta política catalana ha mostrado un contundente éxito en la producción de ciencia, mucho mayor que otras comunidades autónomas, como Madrid o Andalucía, que también han hecho un importante esfuerzo inversor en I+D.

En el ámbito específico de la transferencia de conocimiento, el Dr. Sanz, destacó que, frente a instrumentos basados en patentes y en licencias, la colaboración academia-industria es el principal mecanismo de transferencia a utilizar y que también debería focalizarse el esfuerzo para generación de empresas de base tecnológica en los estudiantes de postgrado. En relación a las OTRI, fagocitadas para funciones administrativas por los requerimientos de gestión, deberían buscar en su especialización o en su agregación oportunidades de recobrar una función de relación para alinear oportunidades de innovación de las empresas con las líneas de investigación académica.

Mesa redonda con los partidos políticos
20150605_124454Tras la ponencia de Luis Sanz, se planteó una interesante mesa redonda con la participación de partidos políticos: es Miguel Ángel Torrico por el PP, Antoni Manchado por el PSOE, Juan Carlos Suárez por PODEMOS y Diego Comín, por CIUDADANOS, que intervino desde Boston por videoconferencia. El debate fue moderado por JaviRicoer López Facal, investigador del CSIC y columnista frecuente sobre ciencia en medios de comunicación. Hace pocos años, el tema de la transferencia de conocimiento no habría salido de un conjunto de vaguedades en el discurso de los políticos. Hay que reconocer que hoy, es una cuestión que interesa a los partidos y reflexionan sobre la misma con cierta atención, lo cual es de agradecer.

Parece que hay un consenso en todos los partidos para aumentar el gasto en I+D, aunque a veces sea marcando objetivos irrealistas. Igualmente, se comparte el objetivo de disponer de una Agencia que gestione los fondos públicos de investigación. También de la necesidad de evaluar más las políticas por el impacto que generan en la sociedad, en cultura científica, en innovaciones, en calidad de vida, en empleo. Alguien recordó durante la mesa redonda a la comisión mixta Congreso-Senado sobre ciencia y tecnología que hubo hace unos años. Posiblemente, un pacto por la investigación y la innovación en España supondría que un instrumento como la Agencia debería reportar directamente al Parlamento.

Sevilla2015_mesaredondaA partir de ahí, que no es poco, las propuestas sobre medidas concretas en transferencia de conocimiento resultaron diferentes. CIUDADANOS puso el foco en poner en marcha instrumentos que mejoren el matching academia-empresa y propuso crear una red de centros de investigación aplicada, muy orientados a la industria, al estilo del Fraunhofer alemán. PODEMOS, por su parte, hizo una propuesta con rasgos parecidos, con una red de centros de transferencia de tecnología que ponía como referencia a los Catapult Centrer británicos. Ambas resultaron propuestas novedosas en el escenario de la transferencia del país, y generaron interrogantes en la audiencia sobre su similitud con los centros tecnológicos que actualmente tenemos o la potencial implicación de los centros universitarios en dichas iniciativas.

La propuesta del PP fue continuista con las políticas mantenidas en los últimos años, incidiendo en avanzar en la financiación pública en la medida que se recupera la economía, en una mayor evaluación de las políticas y en fortalecer los instrumentos de colaboración público-privados. Por su parte el representante del PSOE expuso un amplio conjunto de posibles medidas a aplicar, aún por concretar en su propuesta electoral. Comenzando con un planteamiento de intensa recuperación de la inversión en I+D+i y de personal investigador perdido en los años recientes, el Senador Antoni Manchado incidió en varias palancas para impulsar la innovación. La primera que incida en el binomio educación-empresa para inculcar emprendedurismo e innovación en los diferentes niveles educativos. Un segundo grupo de medidas para convertir a la Administración en el motor del cambio por la innovación, tanto a través de mecanismos de ayudas como en compra pública, en incentivos fiscales o en coordinación entre administraciones. Facilitar el acceso a financiación y la internacionalización de las empresas serían otros objetivos clave. En el ámbito de la transferencia de conocimiento, las principales medidas se centrarían en el fomento de las colaboraciones academia-empresa y en el refuerzo del valor de la propiedad intelectual e industrial.

La tercera parte del Encuentro se dedicó a la implementación de políticas de relación academia-industria, con participación de gestores de los programas del CDTI, del programa Retos Colaboración del MINECO y del Punto Nacional de Contacto de Horizonte 2020 en temas legales y financieros. Los gestores de los programas expusieron los principales números y perfiles de los mismos. La discusión se centró en la efectividad de la transferencia de conocimiento que se produce a través de estos programas. Los gestores tienden a justificar la idoneidad del instrumento con el que trabajan y su rendición de cuentas se basa más en los números de proyectos y presupuesto gestionado que en la transferencia e innovación generada de los mismos. Sin embargo, los profesionales de transferencia no están viendo en estos proyectos la generación de patentes y de licencias que cabría esperar. La transferencia en estos proyectos está siendo de tipo informal o bien los proyectos se han convertido en un fin en sí mismos y no en un mecanismo de transferencia e innovación. Por otro lado, hay un análisis pendiente que permita evaluar la subcontratación frente a la colaboración como forma en la que articular la relación en proyectos con varios participantes.

Foro de experiencias
El evento tuvo su última sesión dedicada a la presentación de experiencias y casos. Este es uno de los espacios que más enriquecen, pues permite intercambiar ideas de lo que los profesionales de transferencia están haciendo y, de esta manera, conocer formas de hacer de las que uno puede aprendere. Se presentaron cinco casos y tuvimos la suerte de contar, en uno de ellos, con un Premio Nacional de Transferencia de Tecnología. Por último, en el marco del evento, RedTransfer celebró su asamblea general ordinaria.

Tras casi dos años de existencia, RedTransfer ha celebrado su segunda conferencia anual con un resultado positivo para los asistentes. La coincidencia de otras reuniones en fechas cercanas quizá restó participación a estas jornadas y es una circunstancia que debe ser tenida en cuenta en futuras ocasiones. En todo caso, RedTransfer esta mostrando capacidad para ofrecer un espacio único de Encuentro de calidad para los profesionales de transferencia, cualquiera que sea el ámbito o sector en el que trabajen.

Fernando Conesa
Director Adjunto del CTT de la Universitat Politècnica de València
Presidente de la Asociación de profesionales de transferencia, innovación y gestión de la investigación, RedTransfer

No Responses
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook