Mejora de la transferencia de tecnología de las universidades por medio de la colaboración con las oficinas de patentes

Este informe contiene recomendaciones sobre la manera de mejorar y potenciar la transferencia de tecnología en las universidades. Las recomendaciones se han elaborado por un grupo de expertos y están dirigidas a las universidades, las oficinas nacionales de patentes, la Oficina Europea de Patentes (EPO) y otras instituciones públicas.

Es un hecho reconocido que la propiedad intelectual e industrial de origen académico tiene una contribución muy importante para el desarrollo económico de un país. Sin embargo, se debe hacer un mayor esfuerzo en la mejora del proceso de conversión de estos conocimientos en resultados beneficiosos para la sociedad y la economía. Las universidades y otros organismos públicos de investigación tienen que ser más eficaces en la explotación de los resultados de investigación financiados con fondos públicos con el fin de traducirlos en nuevos productos y servicios. Con este fin, los responsables de las instituciones académicas deben ser conscientes del valor de la propiedad intelectual e intelectual que poseen, y deben desarrollar en sus instituciones las necesarias políticas de gestión de derechos de propiedad intelectual e industrial (DPI).

Las oficinas de transferencia de resultados de investigaciones (OTRI) o de transferencia de tecnología (OTT) de las universidades, que serán las responsables de implementar estas políticas, deben profesionalizarse y tener acceso a los servicios adecuados, incluido el apoyo de las oficinas de patentes nacionales y europeas.

Enhancing-technology-transfer-patent-officesEste informe de un grupo de expertos en colaboración con la EPO proporciona información práctica sobre cómo mejorar el proceso de transferencia de tecnología de las universidades por medio de la colaboración con las oficinas nacionales de patentes. El origen de este informe en un seminario sobre la relación entre las oficinas nacionales de patentes y las OTRI/OTT en los Estados miembros de la EPO, celebrado en Copenhague en noviembre de 2011 y organizado por la Oficina Europea de Patentes en cooperación con la Oficina de Patentes y Marcas de Dinamarca.

El objetivo del informe es mostrar cómo las oficinas nacionales pueden ayudar a las instituciones académicas y a las OTRI/OTT. Además de algunos servicios tradicionales y ya conocidos, incluye detalles de una serie de iniciativas identificadas en los estados miembros de la EPO en que las oficinas nacionales de patentes han desarrollado servicios específicos y sofisticados de apoyo a la gestión de los DPI y a las necesidades de transferencia de tecnología de las universidades. El informe ha sido compilado y editado por Vincent Lamande y Nicolas Penet del Grupo de Expertos creado por la EPO para la realización del proyecto.

El informe está dividido en tres capítulos, más una sección sobre herramientas e iniciativas que contienen las fichas de las acciones propuestas en el seminario de Copenhague mencionado. Las recomendaciones del informe se dividen en varios apartados:

Recomendaciones generales del informe

  1. Crear una plataforma basada en la web en la que las oficinas nacionales de patentes (NPO), las OTRI/OTT y la EPO puedan compartir las mejores prácticas en divulgación sobre los DPI y en herramientas educativas. La plataforma podría incluir los informes existentes sobre el conocimientoy  laenseñanza de los DPI realizados por la EPO o por sus socios, también podría ser utilizado para promover el usoy la difusión de herramientas prácticas, tales como los “kits”de enseñanza sobre patentes de la EPO (Teaching kits, la traducción al español puede encontrarse en la Oficina Española de Patentes y Marcas).
  2. Organizar reuniones periódicas de alto nivel entre la EPO, las oficinas nacionales de patentes, las universidades y los responsables de las instituciones de educación superior. Los distintos países podrían organizar una conferencia anual que incluyera a su oficina nacional de patentes, la conferencia o asociación nacional de rectores de las universidades y los rectores y expertos en transferencia de tecnología. Algunas experiencias nacionales interesantes podrían consolidarse a nivel europeo con el apoyo de la EPO y la Asociación de Universidades Europeas (EUA).
  3. Apoyar las iniciativas de incentivación de la innovación. Por ejemplo, los países podrían organizar concursos para un «PremioNacional al Inventor», con apoyo de sus respectivos ministerios responsables de investigación, de asociaciones de transferencia de tecnología y/o de sus oficinas nacionales de patentes. La EPO podría incluir en su Premio al Inventor Europeo (European Invention Award) el apoyo de las asociacionesde transferencia de tecnología de la UE.
  4. Instaurar un período de gracia en el procedimiento nacional, así como para la nueva patente unitaria de la Unión Europea, para proporcionar un acceso más rápido a la información sin ralentizar el progreso científico (la opinión no es unánime en el grupo de expertos).
  5. Permitir la presentación de solicitudes provisionales de patentes de invenciones de origen académico en una etapa temprana. En los países donde esta posibilidad existe, ha generado un rápido aumento en el número de solicitudes de patentes y ha dado lugar a una mayor concienciación del ámbito académico sobre cuestiones de propiedad intelectual (la opinión del grupo de expertos no es unánime).

Recomendaciones para mejorar el uso de los DPI en las universidades

  1. Promover directrices de gestión de los DPI en propiedad a través de las redes de universidades ya establecidas, como la EUA.
  2. Reducir los costes de la protección de los DPI (tasas) para universidades, adoptar tasas preferenciales para los programas educativos relativos a los DPI y reducir los costes de las patente para las instituciones públicas (cuestión de política gubernamental para ser examinada por cada país de forma individual).
  3. Promover la carrera y el reconocimiento profesional de investigadores y expertos en transferencia de tecnología (esta tarea debe desarrollarse por los ministerios con competencias en investigación de cada país y por los responsables de la gestión de recursos humanos de cada universidad en particular).
  4. Promover la movilidad internacional, ampliar las oportunidades de empleo para expertos en transferencia de conocimientos y fomentar la movilidad entre los sectores público y privado (también un asunto de política inter-/ gubernamental).

Recomendaciones para mejorar la concienciación sobre la importancia de los DPI y sobre herramientas educativas

  1. Fomentar el uso sistemático de los cuadernos de laboratorio. Basado en el modelo francés, proporcionar una solución de bajo costo a través del desarrollo de un cuaderno estándar de laboratorio en las labores de investigación académica para toda la UE que se puede producir en grandes tiradas (posible proyecto de la UE, con la colaboración de las oficinas nacionales de patentes y las OTRI/OTT). Desarrollar una versión electrónica, de nuevo como un estándar de la UE.
  2. Promoverel manual de diseño de cursos sobre DPI desarrollado por la EPO y de otros currículos modulares sobre DPI, lo que podría ser utilizado por las universidades en el marco de una plataforma electrónica. Establecer comités de trabajo y hojas de ruta nacionales para la creación de las plataformas electrónicas nacionales que involucren a las OTRI/OTT, las oficinas nacionales de patentes y las asociaciones de profesionales relacionadas con la temática incluidas las que abarcan toda la UE, como ASTP-Proton y EIPTN (European Intellectual Property Teachers’ Network).
  3. Crear una titulación europea de tipo máster sobre la transferencia de tecnología (con la participación de las oficinas nacionales de patentes y de la Academia Europea de Patentes).
  4. Promover un sistema conjunto de acreditación y certificación para profesionales de la transferencia en toda Europa.

Recomendaciones sobre la gestión de los DPI y los servicios de transferencia de tecnología

  1. Apoyo a la transformación estructural de las oficinas nacionales de patentes desde oficinas dedicadas al puro examen y concesión de patentes a oficinasque proporcionan una amplia gama de servicios que satisfagan las necesidades de gestión de DPI y transferencia de tecnología de las OTRI/OTT.
  2. Compartir las experiencias nacionales sobre los servicios de las oficinas nacionales de patentes puestos a disposición de las OTRI/OTT para toda la cadena de valor añadido de la innovación: detección, evaluación, selección, comercialización, evaluación y transferencia, así como sobre la revisión de las carteras de propiedad intelectual e industrial de las instituciones del sector público. Además de crear una plataforma de colaboración de recopilación de las mejores prácticas, las oficinas nacionales de patentes y las asociaciones nacionales de transferencia deberían promover las cuestiones relativas a los DPI en el marco de sus reuniones anuales.
  3. Animar a las oficinas nacionales de patentes a desarrollar servicios que analicen las tendencias de las licencias mediante el cribado de los registros nacionales de patentes, dando a los clientes un mayor acceso a la información acerca de los acuerdos de licencias. Estos servicios podrían estar disponibles para todos los clientes, y no sólo para las OTRI/OTT.

Más información
Documento disponible en la web de la asociación francesa de los profesionales de la valorización y la transferencia de tecnología: Réseau C.U.R.I.E
Presentación de la EPO sobre el documento: International Conference on Managing Intellectual Propierty in Universities, Estambul, mayo de 2013

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook