Medir el impacto de la cooperación universidad-empresa en el ámbito de la educación

Las universidades y las empresas llevan trabajando juntas desde hace mucho tiempo y acumulan una larga historia, no obstante, la cooperación en el ámbito de la educación sigue siendo relativamente baja. En un reciente informe de la Comisión Europea (CE), se pone de manifiesto que ahora hay un reconocimiento cada vez mayor del valor derivado de este tipo de colaboración y un análisis de cuáles son los diferentes tipos de cooperación, cuáles son sus beneficios y cómo se podrían medir sus beneficios.

Report_EC_impact_univ-busi_coopEn los últimos años ha aumentado progresivamente el reconocimiento de la necesidad de la relación y colaboración entre la universidad y las empresas privadas. En el informe se reconoce que esta cooperación puede proporcionar las habilidades y capacidades que necesitan la sociedad y el mercado laboral, y puede aumentar el espíritu empresarial y de innovación entre los estudiantes. Lo que todavía no está bien desarrollado son los métodos para medir el impacto de la cooperación en el campo de la educación, aunque sí que se ha desarrollado para las actividades de investigación y de innovación: en este estudio, la Comisión Europea en colaboración con la Universidad de Cardiff plantean dos enfoques que permiten evaluar esta cooperación.

Dicha cooperación se desarrolla de diversas formas: la mayoría de las actividades de colaboración entre la universidad y la empresa implican más de una forma de cooperación y además van cambiando con el tiempo a medida que las actividades evolucionan, maduran y lleguen al final de su vida útil.

Los beneficios de trabajar juntos
Si bien no hay un único motor de la cooperación universidad-empresa, las empresas, las universidades y los estudiantes valoran muy positivamente los beneficios de las prácticas de los estudiantes en el ámbito privado y la contribución de dichas experiencias a la empleabilidad de los estudiantes.

En este estudio, se han identificado numerosos beneficios de la cooperación universidad-empresa en el campo de la educación. Estos efectos van desde lo tangible a lo intangible, de lo directo a lo indirecto y de lo cuantitativo a lo cualitativo.

Las razones por las que las empresas e instituciones de investigación trabajan juntas varían. Sin embargo, en general, respecto a los beneficios de la colaboración se pueden distinguir cuatro categorías:

  • Aquellos que están destinadas a mejorar el nivel del capital humano y fortalecer sus capacidades, que repercuten en la oferta de trabajo disponible y en el empleo.
  • Aquellos dirigidos a estimular el espíritu empresarial a través de la enseñanza y el aprendizaje.
  • Aquellos que se relacionan con el intercambio de conocimientos, destinados a promover o estimular la innovación de producto / proceso o nuevas metodologías pedagógicas.
  • Los que contribuyen a elevar el perfil de una organización.

Medición del impacto
Este estudio muestra que las metodologías establecidas hasta el momento para medir o evaluar los resultados y el impacto de la cooperación empresarial-universidad en el ámbito de la educación son bastante limitadas.

El informe establece dos metodologías o enfoques para para evaluar la cooperación universidad-empresa en el campo de la educación: un cuadro de mando y un mapa de éxito (marco de evaluación) que se puede utilizar para la planificación de proyectos y el análisis de las propuestas de inversión Para este marco de evaluación o mapa de éxito, el informe propone algunos indicadores para los que debe analizarse su aplicación en cada caso concreto pero que permiten una evaluación cualitativa.

Más información
Comunicado de Prensa de la Comisión Europea (DG Education): Measuring the impact of university-business cooperation
Informe: Measuring the impact of university-business cooperation
Resumen ejecutivo: Executive summary
Documento de Estudio de casos: Case studies

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook